Terapia en la Adolescencia

Transitar desde la infancia a la adolescencia es una etapa de muchos cambios, contradicciones, deconstrucciones de ideas adquiridas, entre muchas otras situaciones que se podrían dar.

Transitar desde la infancia a la adolescencia es una etapa de muchos cambios, contradicciones, deconstrucciones de ideas adquiridas, entre muchas otras situaciones que se podrían dar. Es también es época “de duelo” para los padres: donde se vive incertidumbre, temores, cambios, entre otros.

Las situaciones que ocurren con una persona en la etapa de la adolescencia nos pueden causar alarma. Los síntomas y dificultades que más relacionamos con esta etapa son:

  • Problemas con estudios.
  • Drogas y otras adicciones.
  • Trastornos alimenticios.
  • Delincuencia.
  • La inseguridad.
  • La comunicación.
  • La separación del medio familiar.
  • La aceptación del cuerpo adulto y la sexualidad.
  • La entrada en el mundo laboral.
  • La formación.
  • La baja autoestima.

En una gran generalidad, el conflicto en el periodo de la adolescencia son los padres, quienes también deben asumir y vivir los cambios que la llegada a la edad adulta del hijo/a/e supone para ellos.

Todas estas situaciones señaladas anteriormente, así como otras que podrían ocurrir, están generalmente ligadas a intensos estados emocionales, los cuales pueden ser difíciles de soportar para un adolescente. Por ello, la intervención psicológica busca ayudar a poder reflexionar en las dificultades, elaborar sus emociones, expandir sus puntos de vista, aceptar la nueva versión de sí mismo y, por consiguiente, mejorar la autoestima, establecer un sano juego entre la ansiada independencia y los afectos familiares.

 

Deja un comentario