Terapia de familia

Terapia de familia para abordar los problemas y aumentar la cohesión familiar. En toda clase de relaciones familiares, como las monoparentales, homoparentales, nucleares, extensas, ensambladas, adoptivas, pueden surgir problemas familiares. En general, estos problemas se resuelven eficazmente dentro de la familia. Sin embargo, hay casos en los que las relaciones familiares están tan dañadas que …

Terapia de familia para abordar los problemas y aumentar la cohesión familiar.

En toda clase de relaciones familiares, como las monoparentales, homoparentales, nucleares, extensas, ensambladas, adoptivas, pueden surgir problemas familiares. En general, estos problemas se resuelven eficazmente dentro de la familia. Sin embargo, hay casos en los que las relaciones familiares están tan dañadas que no pueden ser solucionadas internamente. En tales situaciones, se requiere la ayuda de un tercero externo para resolver los problemas.

Si tu familia sufre de relaciones conflictivas, discusiones frecuentes o mala comunicación, lo que genera tensión dentro del hogar, entonces puede que sea necesario buscar ayuda en terapia familiar.

A continuación se mencionan las dificultades familiares más comunes:

  • Problemas de comunicación: dificultad para expresar emociones o necesidades.
  • Conductas inapropiadas o impulsivas: peleas, consumo de drogas, etc.
  • Dificultades para adaptarse a cambios: llegada de un nuevo miembro a la familia, cambio de domicilio, pérdida de trabajo, fallecimiento de un ser querido.
  • Enfermedades crónicas o discapacidades de algún miembro de la familia, ya sea a nivel físico o mental.
  • Excesiva rigidez o permisividad: imposición de normas demasiado estrictas o permisividad excesiva, así como la tendencia a querer tener siempre la razón y coartar las libertades de otros miembros de la familia.
  • Gestión de tareas diarias: asignación de responsabilidades en el hogar y gestión de las finanzas familiares.
  • Conflictos externos de los hijos: problemas con amigos o en el colegio.
  • Toma de decisiones: negar o permitir decisiones a algún miembro de la familia, falta de capacidad para ceder.
  • Falta de respeto: gritos, insultos o agresiones físicas.
TRATAMIENTO

El objetivo principal de la terapia familiar es buscar soluciones a los conflictos y fomentar el respeto hacia cada miembro como individuo con sus propios deseos y necesidades. También busca fomentar la comprensión mutua y el apoyo emocional, mediante el desarrollo de actividades que fortalezcan la cohesión familiar y la implementación de estrategias de comunicación efectiva. Todo esto tiene como finalidad mejorar el funcionamiento del grupo familiar en conjunto, así como de cada miembro de forma individual.

familia