Psicología sistémica

Este tipo de terapia es uno de los enfoques de la psicología que pone énfasis y estudia los fenómenos y situaciones que acontecen cuando las personas se relacionan entre ellas.

La psicología sistémica es una rama de la psicología que se enfoca en el estudio de los sistemas familiares, sociales y organizacionales y cómo las personas interactúan y se influyen mutuamente dentro de estos sistemas. En la psicología sistémica, se considera que los problemas psicológicos de una persona no se deben exclusivamente a factores individuales, sino también a las relaciones y dinámicas dentro de su sistema.

Con este enfoque se puede estudiar cómo el paciente se relaciona con otras personas de círculo cercano, como puede ser en un ambiente laboral, familiar, en pareja, entre otros. A partir de esto se puede abordar los problemas que surgen en dichas relaciones.

Esta perspectiva sistémica se basa en la idea de que todo está interconectado, por lo que es necesario comprender el contexto en el que se desarrollan los problemas psicológicos para poder abordarlos adecuadamente. La psicología sistémica considera que las personas no son individuos aislados, sino que están en constante relación y comunicación con los demás miembros de su sistema, y que estas interacciones pueden afectar su bienestar emocional y mental.

En la terapia sistémica, el terapeuta trabaja con el individuo y su sistema, es decir, con su familia, pareja, amigos, compañeros de trabajo, etc. El objetivo de la terapia sistémica es mejorar las relaciones y la comunicación dentro del sistema, para así mejorar la calidad de vida de la persona que está experimentando problemas psicológicos. Se busca identificar patrones de comunicación disfuncionales, roles poco claros y problemas de poder que puedan estar afectando al individuo y al sistema en su conjunto.

Uno de los enfoques más conocidos de la psicología sistémica es la terapia familiar sistémica, en la que se trabaja con toda la familia para mejorar la comunicación y resolver problemas en conjunto. En esta terapia, se considera que el problema que presenta uno de los miembros de la familia afecta a todo el sistema, por lo que se busca la participación activa de todos los miembros en la terapia.

Otro enfoque importante de la psicología sistémica es la terapia organizacional, que se enfoca en la dinámica de las empresas y organizaciones. En esta terapia, se busca mejorar la comunicación entre los miembros de la organización y crear un ambiente de trabajo más saludable y eficiente.

En resumen, la psicología sistémica es una rama de la psicología que considera que los problemas psicológicos no son exclusivamente individuales, sino que están influenciados por los sistemas en los que las personas interactúan. La terapia sistémica busca mejorar las relaciones y la comunicación dentro del sistema para así mejorar la calidad de vida de la persona que está experimentando problemas psicológicos. Es una herramienta útil para aquellos que desean abordar sus problemas psicológicos desde una perspectiva más amplia e integrada.

Por tanto, el enfoque sistémico analiza los distintos sistemas (pareja, amigos, compañeros, familiares) con lo cual se puede conocer a la persona en todas las facetas de su vida.

Deja un comentario