Maltratadores Pasivos

Los maltratadores pasivos son personas que utilizan la pasividad, la indiferencia y el silencio como forma de controlar y manipular a los demás.

Los maltratadores pasivos son personas que utilizan la pasividad, la indiferencia y el silencio como forma de controlar y manipular a los demás. A diferencia de los maltratadores activos, que usan la violencia física o verbal, los maltratadores pasivos tienden a ser más sutiles y pueden ser difíciles de identificar. Sin embargo, su comportamiento puede ser igual de dañino y perjudicial para las personas que los rodean.

Los maltratadores pasivos pueden tomar muchas formas diferentes. Algunos ejemplos incluyen:

  1. Ignorar a los demás: Los maltratadores pasivos pueden ignorar deliberadamente a las personas a su alrededor, negándose a interactuar o responder a sus necesidades o deseos.
  2. Retener la información: Los maltratadores pasivos pueden retener información importante o útil, como una contraseña o un número de teléfono, como forma de controlar a los demás.
  3. Pasividad agresiva: Los maltratadores pasivos pueden usar la pasividad agresiva para controlar a los demás, como retrasar intencionalmente la realización de una tarea importante o sabotear los esfuerzos de los demás.
  4. Indiferencia emocional: Los maltratadores pasivos pueden demostrar una falta de interés o empatía hacia los demás, incluso cuando están pasando por momentos difíciles o estresantes.
  5. Victimismo: Los maltratadores pasivos pueden usar el victimismo como forma de manipular a los demás, haciéndose pasar por víctimas para obtener atención o simpatía.

El comportamiento de los maltratadores pasivos puede ser difícil de identificar, especialmente porque a menudo lo hacen de manera encubierta. Sin embargo, hay algunas señales de alerta a las que debemos prestar atención. Estas pueden incluir:

  • Sentir que nunca pueden hacer lo suficiente para satisfacer las necesidades de la persona que parece ser el maltratador pasivo.
  • Sentir que siempre se están equivocando o cometiendo errores, aunque no está claro lo que se espera de ellos.
  • Sentirse aislado o marginado por la persona que parece ser el maltratador pasivo.
  • Sentir que siempre están caminando sobre cáscaras de huevo o tratando de evitar desencadenar la ira o el disgusto de la persona que parece ser el maltratador pasivo.

Si crees que estás siendo maltratado pasivamente, es importante buscar ayuda. La terapia puede ser una herramienta útil para ayudar a identificar y manejar el comportamiento del maltratador pasivo, así como para desarrollar estrategias para establecer límites saludables y proteger tu propia salud emocional.

En resumen, los maltratadores pasivos pueden ser tan dañinos como los maltratadores activos, aunque su comportamiento puede ser más difícil de identificar. Si crees que estás siendo maltratado pasivamente, es importante buscar ayuda y trabajar para proteger tu propia salud emocional.

Deja un comentario